Nuevo recorrido Maratón de Madrid.

A menos de un mes para la Maratón de Madrid recordamos que han cambiado el recorrido de la prueba.

Parece que es menos duro y el final mortal que tenía, con los últimos kilómetros en subida después de un continuo sube, baja y cuestas interminables, ahora es cuesta abajo.

Se esperan alrededor de 30.000 corredores entre las 3 carreras.

Tuve la suerte de correrla en el año 2012 y el ambiente es inmejorable, mucho público que anima sin parar. Se pasa por zonas muy bonitas de Madrid. Es como hacer turismo en 3 o 4 horas.

Lo que nunca se me olvidará es la dureza del recorrido. El más duro de todas las maratones de las principales capitales, una auténtica locura. También reconozco que es la primera que corrí, igual hoy sufriría menos aunque aun no me atrevo a correrla.

Con el final sueño de vez en cuando porque me quería morir. Después de un recorrido tan duro acabar los últimos kilómetros con cuestas interminables era demasiado.

Tengo amigos que la corren así que ya contaré las impresiones. A primera vista parece en acierto el cambio.

La importancia de la experiencia.

Nunca se olvida la primera Maratón o el primer Ironman. Duros meses de entrenamiento con el objetivo de terminar como sea.

Si a uno le gusta el sufrimiento buscado seguirá compitiendo y ya tendrá como referencia su primera participación.

En estas carreras es muy importante la experiencia, mucho más que en otras. Si corremos una carrera de 5 kilómetros o un triatlón sprint no hace falta mucha ya que hay que salir a tope desde la salida hasta la meta. No hay más historia. Todo esto, evidentemente si se está en forma.

Hay que planificar las carreras, ver el perfil, saber como estamos físicamente, como hemos entrenado, etc. Si salimos muy rápido lo podemos pagar al final y os aseguro, porque lo he sufrido, llega un momento que te quieres morir directamente. Y esto sucede porque todos sabemos que si entrenas para estas carreras y tomas la salida terminas como sea.

Maratón de Badajoz 2014.

Llegaba a mi tercera maratón con muchas dudas, como suele pasar en estas carreras.

Después de correr en Madrid en 2012 y Badajoz en 2013 este año tocaba repetir en Badajoz.

La carrera ha mejorado mucho de un año para otro. Esta vez el tiempo ha sido bueno, más gente animando, unas cuantas comparsas dando color a la carrera y otro detalle que parece absurdo... la medalla. Una medalla en condiciones digna de un reto de este tipo. La del año pasado era cutre, la típica que dan en el cole cuando ganas algo. Este detalle creo que habría que cuidarlo más porque muchos las coleccionamos para recordar que con esfuerzo todo se puede conseguir.

Después de muchas dudas dos semanas antes me apunté. Llevaba ya un par de meses pensando correrla pero ya se sabe, hasta que no te apuntas no tienes el objetivo.

Seguramente por este motivo no tuve toda la intensidad necesaria en los entrenamientos y faltaron más salidas largas, algo importante en estas carreras.

Llegada Maratón Badajoz 2014.
A favor tenía que ya había corrido un Ironman y tenía experiencia de 2 maratones, igual esto me salvaba.

Tres días antes me pillo un buen gripazo que aún no he soltado.

Todo esto parecen excusas y motivos para "justificar" si la cosa no sale bien pero no es así.

No se que tendrán estas carreras pero ese día me levanté con unos ánimos increíbles. No me encontraba bien pero sabía, no se el motivo, que todo iba a salir bien. Lo que no tenía claro es lo que iba a sufrir.

Llego 5 minutos antes a la salida para no pensar mucho, llegar y salir, me encanta. Esto es lo bueno de los sitios pequeños. Estamos algo más de 600, unos cuantos menos que el año pasado.

Entrenar y disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

- ¿Te vienes a tomar una caña?. No, estoy entrenando para un Ironman.
- ¿Te vienes a picotear algo?. No, estoy entrenando para un Ironman.
- Hemos quedado con unas amigas, ¿te apuntas?. No, estoy entrenando para un Ironman.
- Copeteo, ¿te vienes?. No, estoy entrenando para un Ironman.

Una cosa es estar entrenando para un reto importante que recordaremos toda la vida y otra es no hacer nada más en tu vida.

La mente tiene que estar despejada y de vez en cuando hay que desconectar. No pasa absolutamente nada si nos tomamos una cervecita o si algún día nos pasamos con las copas. Esto, siempre y cuando sea algo puntual. Si alguien pretende terminar una carrera de este tipo y beberse el ebro cada fin de semana pues como que no.

Entrenamiento de natación IV.

Los largos son de 25 metros.
  1. 4 largos a crol rápido.
  2. 8 largos: 3 a crol rápido y vuelvo a braza relajado.
  3. 8 largos: 3 a braza rápido y vuelvo tranquilo de espalda a dos manos.
  4. 8 largos: 3 a espalda rápido y vuelvo a crol relajado.
  5. 8 largos: uno a mariposa rápido y vuelvo tranquilo a braza.
  6. 2 largos andando con impulso a braza.
  7. Acabamos con 4 a espalda patada a braza relajados.

Salida larga en el entrenamiento de un Maratón.

Terminar un Maratón es algo para toda la vida. Un gran reto, satisfacción, nos llenamos de confianza, estamos muy muy contentos ... pero no es fácil. En verdad, si fuese fácil perdería toda la gracia.

Como casi siempre la gente se fija en el final, la llegada a la meta, la medalla, es decir, la parte buena. Pero para llegar ahí hay un trabajo detrás enorme con muchos sacrificios. 

El entrenamiento no es fácil, dura mucho y se puede hacer duro y monótono.

Lo ideal es hacer entrenamiento de fuerza para fortalecer los músculos. Esta parte la descuidan muchos corredores y es muy importante. Luego tenemos las salidas por pulsaciones, las series y como no, la salida larga.

Posiblemente lo más pesado es la salida larga, sobre todo si la hacemos solos. Lo normal es que así sea a no ser que estemos apuntados a un club o "engañemos" a algún amigo para que corra la misma maratón que nosotros.

Llega el buen tiempo.

Ya está aquí el buen tiempo y por lo tanto, la oportunidad de hacer deporte con una temperatura inmejorable.

En invierno hace mucho frío y en verano demasiado calor. Ahora es el momento perfecto así que hay que aprovecharlo.

En la natación no influye mucho porque solemos entrenar en piscinas cubiertas pero si en las otras dos disciplinas del triatlón.

Buen momento para correr con amigos por parques, hacer rutas o correr por la montaña, algo que tan de moda se ha puesto en los últimos años.

Lo que se antoja casi obligado es la bici. Ya está bien de gimnasio y spinning, ha llegado el momento de preparar nuestra bicicleta y salir los fines de semana. Da igual que sea con la de montaña, carretera o triatlón.

Como ya dije alguna vez, los que no la han usado este invierno sería conveniente que pasasen una revisión general, algo que no es caro y nos ahorrará disgustos.

Pero no hay que olvidarse de lo mejor de hacer deporte estos días: ¡la/s cañita/s de después!. ¡No todo va a ser deporte en esta vida!!

Mis consejos para el primer maratón.

La maratón ha empezado ya hace unos meses con el duro entrenamiento. Falta una semana para el gran evento y tenemos que alimentar el cuerpo para correr los 42 kilómetros.
Esta parte es fundamental para no quedarnos sin energía. La semana anterior, lunes, martes y miércoles comemos proteínas. Huevo, conservas, pescado de cualquier tipo, yogourth desnatado, queso y filete (pollo o pavo) puede ser una buena opción.

El jueves, viernes y sábado pasta, pasta y pasta. Para variar podemos meter arroz y cereales. En estos tres días se puede dejar ya de correr para llegar a la carrera como una auténtica bestia!!, con ganas de devorar kilómetros.

Los geles, previamente probados, preparados para la carrera. Con el entrenamiento ya sabremos cuantos nos vendrán bien pero para los que no lo tienen muy claro 3 puede ser buena opción. Kilómetro 15, 25 y 35 aunque esto es a gusto del consumidor.

Material preparado. No hay que estrenar nada el día de la carrera, esto es sagrado.

Entrenamiento de natación III.

Los largos son de 25 metros.
Haremos 6 largos en cada serie.
  1. A crol.
  2. Alternamos 6 brazadas a crol y dos a braza (posición de pie).
  3. Alternamos 6 brazadas a crol, 4 a braza y 4 a mariposa.
  4. Alternamos 6 brazadas a crol, 4 a braza y 4 a mariposa con patada todas de mariposa.
  5. 6 brazadas a espalda alternados con 3 impulsos hacia atrás con brazo pero sin pierna.
Terminamos con 4 largos a braza y 4 a espaladas a ritmo relajado.